jueves, 29 de mayo de 2008

¿Podemos devolver un programa o juego a la tienda una vez abierto?

Hoy en día, cuando vamos a comprar un programa o un juego (loable acción en los tiempos que corren) a una tienda, habitualmente nos encontramos un cartelito mal hecho en word por el chaval que dice que sabe informática, que reza lo siguiente: "Los juegos y programas no podrán devolverse una vez abiertos", "Salvo defecto del producto, no se cambiarán los programas y juegos una vez abiertos" o "Los juegos y programas sólo podrán cambiarse por otro si no han sido desprecintados".

El problema reside en que cuando realmente necesitamos cambiar un juego no es porque hemos llegado a casa y, lo que en la tienda era un juego espectacular que llevábamos tiempo esperando , se ha convertido en un gremiln asesino envuelto en un plástico. Lo habitual en estos casos es que el juego simplemente no funcione en nuestro ordenador, a pesar de que los requisitos mínimos se cumplan totalmente, sea por tener un defecto de fabricación o el cd esté rayado o simplemente no funcione. Pero claro, para saber eso lo hemos tenido que abrirlo, instalarlo y probarlo.

¿Qué pasa entonces? ¿No podemos reclamar? ¿No podemos cambiarlo? ¿Nos lo comemos con patatas? ¿Hemos perdido los 20, 30, 50 o 60 euros que cuesta el juego? Lo hemos abierto, hemos profanado su interior y lo hemos osado instalar...

Lo lógico es ir a la tienda y decir que no funciona para que te den otro igual y, si sigue sin funcionar te devuelvan el dinero porque está claro que a tí no te sirve y, según los requisitos mínimos si debería hacerlo.
Así que te dirijes al establecimiento con tu tiquet de compra y lo primero que ves al llegar a la tienda es un cartel amenazador que dice algo como "Los juegos abiertos no se podrán devolver".

Evidentemente planteas tu situación al dependiente. Éste puede darte dos respuestas, te cambia el juego por otro (debería ser la primera opción habitual) o te mira como si fueras un pirata informático que intentas engañarle porque realmente lo has copiado y ya no lo quieres, y seguidamente te dice, "si ya está abierto no puedo cambiartelo".

Lo normal en este caso es que sí te lo cambien por otro igual. Entonces, con tu nuevo juego, te vuelves a casa a probarlo y descubres que sigue sin funcionar. El problema ya no es el disco (sería casualidad que te dieran dos discos defectuosos) el problema es otro, o tu ordenador no funciona con éste juego, o el juego no funciona con tu ordenador, de quien sea la culpa no importa porque los requisitos son los que dice el juego.

Si el juego nos gusta demasiado como para resignarnos a no tenerlo, podemos llamar al soporte técnico (sí, los fabricantes tienen este servicio) y probablemente nos darán una solución para que funcione.

Si ya no queremos el juego porque no funciona y da problemas, entonces nos dirijiremos a la tienda para decirle al dependiente que este tampoco funciona, pero ya no lo queremos.
El dependiente normalmente nos dirá que podemos elegir otro del mismo valor o mayor y pagamos la diferencia, o nos puede tocar el que nos mira como si fuéramos capos de la mafia del top manta y nos recrimina que una vez abierto no puede cambiarse por otro.

En este momento ya no queremos otro, ahora queremos nuestro dinero para gastárnoslo en otro sitio. En la gran mayoría de los casos el dependiente nos dirá que "una vez abierto los juegos no se pueden devolver".

Una vez expuesto esto nos preguntamos ¿esto puede quedar así? ¿tienen derecho a no devolverme el dinero si no funciona el juego que he comprado?

Señoras y señores, comerciantes y comerciantas, usuarios y usuarias, clientes y clientas, es hora de presentarles la sorprendente realidad:

Sí que podemos exigir la devolución del dinero

Si amigos y amigas, podemos exigir la devolución del dinero y sin tener que dar explicaciones, pero como el dependiente, e incluso el gerente del establecimiento, no estará muy puesto en normativas, leyes, derechos del consumidor y bla bla bla tendremos que dárselas.

Tenemos varias opciones por las que están obligados a devolvernos el dinero podemos elegir la que más nos guste o la que más le vaya a joder a la tienda:

La opción más rápida es poner una hoja de reclamaciones por no querer devovlernos el dinero de un producto en mal estado e irnos a la oficina de consumo más cercana para que se peléen con ellos. Pero si queremos ruborizar al encargado de turno (el dependiente no tendrá autoridad para devolver el dinero, por lo que solicitaremos la presencia de la persona responsable) y pasar un buen rato podemos avasallarle con nuestra sabiduría y conocimientos superiores para disfrutar del arte de tener razón.

La clave de todo esto es la licencia de uso de software. Todos los programas de software están acogidos a algun tipo de licencia de uso, ya que lo que estás comprando no es el programa sino una licencia de uso de éste.
Esta licencia tiene unas conidiciones de obligado cumplimiento por parte de la empresa que lo desarrolla y del usuario que la va a utilizar. Las condiciones de la licencia aparecen durante la instalación del programa y tenemos que aceptarlas para poder instalar el programa.

Por lo tanto, la instalación y uso del programa reconoce la aceptación de éstas condiciones de uso.
Pero, ¿Puedo saber éstas condiciones antes de haber comprado, abierto y empezado a instalar el programa?, ¿Qué pasa si no estamos de acuerdo con las condiciones de uso de la licencia?

He aquí el quid de la cuestión:

No podemos saber las condiciones de uso del programa antes de abrirlo y empezar su instalación.

Habitualmente no leemos las condiciones de uso de la licencia del programa, nos limitamos a aceptar y seguir instalando. Es por ésto que la mayoría de gente desconoce lo siguiente:

Si no estamos de acuerdo con la licencia de uso del programa, debemos llevarlo a la tienda donde lo compramos para que nos devuelvan su importe.

Esto nos lo intentarán rebatir con argumentos absurdos sin sentido. Cualquier argumento que intenten utilizar será absurdo y no tendrá sentido porque es el propio fabricante quien ha establecido esta cláusula, la tienda no es más que un intermediario que podrá devolver el producto al fabricante.

Si no se lo creen podemos mostrarle, introduciendo el programa en un ordenador, que en la licencia de uso, al principio del texto indica explícitamente con palabra mas o menos textuales "si no está de acuerdo con los terminos y condiciones de la presente licencia deberá devolver el producto al establecimiento donde lo adquirió para que le devuelvan el importe".

La cara del encargado o gerente es digna de ver ante esta evidencia que seguro desconocía. En este momento descubrimos el placer del arte de tener razón.

Esta cláusula debe estar en todas los acuerdos de licencia porque no podemos conocerlos hasta que no hemos comprado el juego.

Por lo tanto, y con esto resumo todo lo anterior, si queremos devolver un videojuego o programa y nos ponen trabas, podemos decir que lo devolvemos porque no estamos de acuerdo con la licencia de uso. No pueden ponernos trabas porque no tienen razón.

Si siguen sin querer cumplir con su obligación, solicitaremos amablemente una hoja de reclamaciones puesto que tenemos toda la razón de nuestra parte. ¡Ah, y no tenéis porqué admitir un vale por valor del producto! Están obligados a devolver el dinero para que podamos gastárnoslo en otro lugar donde si nos traten como nos merecemos. Si no quieren, pues otra hoja de reclamaciones.

3 comentarios:

Hebi dijo...

Jo, que cosas, muy buena información ^^

Al dijo...

Impresionante.

rudolf dijo...

Buenísimo!!
Algo parecido me está pasando a mí. Mi hermano me quiso regalar un multitap para la ps2, puesto que son caros le preguntó al dependiente si funcionaría un adaptador de ps2 a pc en la ps2 y le contestó que sí.
Mi hermano me lo regaló y al ver que es algo que a mí no me interesa lo quiero devolver (sé que puede ser una falta de respeto, yo agradeco mucho a mi hermano, pero es lo que hay xD). Fui a la tienda para que me devolviesesn el dinero (no lo he abierto) y el dependiente me dijo que no hay devolución de dinero.
Así que me encuentro ahora busando soluciones legales a mi problema y me he encontrado con esto que sin duda me servirá en un futuro.
Parece ser que si no hay ninguna aclaración el la tienda o en el ticket de que no se devuelve el dinero, me lo deben devolver (en el ticket no dice nada).
Salu2

Hoy en día, cuando vamos a comprar un programa o un juego (loable acción en los tiempos que corren) a una tienda, habitualmente nos encontramos un cartelito mal hecho en word por el chaval que dice que sabe informática, que reza lo siguiente: "Los juegos y programas no podrán devolverse una vez abiertos", "Salvo defecto del producto, no se cambiarán los programas y juegos una vez abiertos" o "Los juegos y programas sólo podrán cambiarse por otro si no han sido desprecintados".

El problema reside en que cuando realmente necesitamos cambiar un juego no es porque hemos llegado a casa y, lo que en la tienda era un juego espectacular que llevábamos tiempo esperando , se ha convertido en un gremiln asesino envuelto en un plástico. Lo habitual en estos casos es que el juego simplemente no funcione en nuestro ordenador, a pesar de que los requisitos mínimos se cumplan totalmente, sea por tener un defecto de fabricación o el cd esté rayado o simplemente no funcione. Pero claro, para saber eso lo hemos tenido que abrirlo, instalarlo y probarlo.

¿Qué pasa entonces? ¿No podemos reclamar? ¿No podemos cambiarlo? ¿Nos lo comemos con patatas? ¿Hemos perdido los 20, 30, 50 o 60 euros que cuesta el juego? Lo hemos abierto, hemos profanado su interior y lo hemos osado instalar...

Lo lógico es ir a la tienda y decir que no funciona para que te den otro igual y, si sigue sin funcionar te devuelvan el dinero porque está claro que a tí no te sirve y, según los requisitos mínimos si debería hacerlo.
Así que te dirijes al establecimiento con tu tiquet de compra y lo primero que ves al llegar a la tienda es un cartel amenazador que dice algo como "Los juegos abiertos no se podrán devolver".

Evidentemente planteas tu situación al dependiente. Éste puede darte dos respuestas, te cambia el juego por otro (debería ser la primera opción habitual) o te mira como si fueras un pirata informático que intentas engañarle porque realmente lo has copiado y ya no lo quieres, y seguidamente te dice, "si ya está abierto no puedo cambiartelo".

Lo normal en este caso es que sí te lo cambien por otro igual. Entonces, con tu nuevo juego, te vuelves a casa a probarlo y descubres que sigue sin funcionar. El problema ya no es el disco (sería casualidad que te dieran dos discos defectuosos) el problema es otro, o tu ordenador no funciona con éste juego, o el juego no funciona con tu ordenador, de quien sea la culpa no importa porque los requisitos son los que dice el juego.

Si el juego nos gusta demasiado como para resignarnos a no tenerlo, podemos llamar al soporte técnico (sí, los fabricantes tienen este servicio) y probablemente nos darán una solución para que funcione.

Si ya no queremos el juego porque no funciona y da problemas, entonces nos dirijiremos a la tienda para decirle al dependiente que este tampoco funciona, pero ya no lo queremos.
El dependiente normalmente nos dirá que podemos elegir otro del mismo valor o mayor y pagamos la diferencia, o nos puede tocar el que nos mira como si fuéramos capos de la mafia del top manta y nos recrimina que una vez abierto no puede cambiarse por otro.

En este momento ya no queremos otro, ahora queremos nuestro dinero para gastárnoslo en otro sitio. En la gran mayoría de los casos el dependiente nos dirá que "una vez abierto los juegos no se pueden devolver".

Una vez expuesto esto nos preguntamos ¿esto puede quedar así? ¿tienen derecho a no devolverme el dinero si no funciona el juego que he comprado?

Señoras y señores, comerciantes y comerciantas, usuarios y usuarias, clientes y clientas, es hora de presentarles la sorprendente realidad:

Sí que podemos exigir la devolución del dinero

Si amigos y amigas, podemos exigir la devolución del dinero y sin tener que dar explicaciones, pero como el dependiente, e incluso el gerente del establecimiento, no estará muy puesto en normativas, leyes, derechos del consumidor y bla bla bla tendremos que dárselas.

Tenemos varias opciones por las que están obligados a devolvernos el dinero podemos elegir la que más nos guste o la que más le vaya a joder a la tienda:

La opción más rápida es poner una hoja de reclamaciones por no querer devovlernos el dinero de un producto en mal estado e irnos a la oficina de consumo más cercana para que se peléen con ellos. Pero si queremos ruborizar al encargado de turno (el dependiente no tendrá autoridad para devolver el dinero, por lo que solicitaremos la presencia de la persona responsable) y pasar un buen rato podemos avasallarle con nuestra sabiduría y conocimientos superiores para disfrutar del arte de tener razón.

La clave de todo esto es la licencia de uso de software. Todos los programas de software están acogidos a algun tipo de licencia de uso, ya que lo que estás comprando no es el programa sino una licencia de uso de éste.
Esta licencia tiene unas conidiciones de obligado cumplimiento por parte de la empresa que lo desarrolla y del usuario que la va a utilizar. Las condiciones de la licencia aparecen durante la instalación del programa y tenemos que aceptarlas para poder instalar el programa.

Por lo tanto, la instalación y uso del programa reconoce la aceptación de éstas condiciones de uso.
Pero, ¿Puedo saber éstas condiciones antes de haber comprado, abierto y empezado a instalar el programa?, ¿Qué pasa si no estamos de acuerdo con las condiciones de uso de la licencia?

He aquí el quid de la cuestión:

No podemos saber las condiciones de uso del programa antes de abrirlo y empezar su instalación.

Habitualmente no leemos las condiciones de uso de la licencia del programa, nos limitamos a aceptar y seguir instalando. Es por ésto que la mayoría de gente desconoce lo siguiente:

Si no estamos de acuerdo con la licencia de uso del programa, debemos llevarlo a la tienda donde lo compramos para que nos devuelvan su importe.

Esto nos lo intentarán rebatir con argumentos absurdos sin sentido. Cualquier argumento que intenten utilizar será absurdo y no tendrá sentido porque es el propio fabricante quien ha establecido esta cláusula, la tienda no es más que un intermediario que podrá devolver el producto al fabricante.

Si no se lo creen podemos mostrarle, introduciendo el programa en un ordenador, que en la licencia de uso, al principio del texto indica explícitamente con palabra mas o menos textuales "si no está de acuerdo con los terminos y condiciones de la presente licencia deberá devolver el producto al establecimiento donde lo adquirió para que le devuelvan el importe".

La cara del encargado o gerente es digna de ver ante esta evidencia que seguro desconocía. En este momento descubrimos el placer del arte de tener razón.

Esta cláusula debe estar en todas los acuerdos de licencia porque no podemos conocerlos hasta que no hemos comprado el juego.

Por lo tanto, y con esto resumo todo lo anterior, si queremos devolver un videojuego o programa y nos ponen trabas, podemos decir que lo devolvemos porque no estamos de acuerdo con la licencia de uso. No pueden ponernos trabas porque no tienen razón.

Si siguen sin querer cumplir con su obligación, solicitaremos amablemente una hoja de reclamaciones puesto que tenemos toda la razón de nuestra parte. ¡Ah, y no tenéis porqué admitir un vale por valor del producto! Están obligados a devolver el dinero para que podamos gastárnoslo en otro lugar donde si nos traten como nos merecemos. Si no quieren, pues otra hoja de reclamaciones.

Compartelo: | | | Agregar a Google | | |

3 comentarios

  1. Hebi // 29 de mayo de 2008, 10:19  

    Jo, que cosas, muy buena información ^^

  2. Al // 1 de junio de 2008, 23:48  

    Impresionante.

  3. rudolf // 8 de junio de 2008, 11:08  

    Buenísimo!!
    Algo parecido me está pasando a mí. Mi hermano me quiso regalar un multitap para la ps2, puesto que son caros le preguntó al dependiente si funcionaría un adaptador de ps2 a pc en la ps2 y le contestó que sí.
    Mi hermano me lo regaló y al ver que es algo que a mí no me interesa lo quiero devolver (sé que puede ser una falta de respeto, yo agradeco mucho a mi hermano, pero es lo que hay xD). Fui a la tienda para que me devolviesesn el dinero (no lo he abierto) y el dependiente me dijo que no hay devolución de dinero.
    Así que me encuentro ahora busando soluciones legales a mi problema y me he encontrado con esto que sin duda me servirá en un futuro.
    Parece ser que si no hay ninguna aclaración el la tienda o en el ticket de que no se devuelve el dinero, me lo deben devolver (en el ticket no dice nada).
    Salu2