jueves, 17 de enero de 2008

Un tribunal de Canadá rechaza el canon para los reproductores de MP3

El Tribunal Federal de Apelaciones de Canadá ha sentenciado que no se pueden imponer tasas a los reproductores digitales.

El Copyright Board de Canadá había anunciado en Diciembre que establecería un sobrecoste de entre 2 y 20 euros para los reproductores con disco duro en función de su capacidad. En Canadá existe un canon para los soportes de grabación (CD y DVD), y el intento de aplicarlo también a los reproductores se basaba en su consideración como "dispositivos de grabación".

La propuesta de canon para los reproductores digitales de música en Canadá ha sido rechazada después de que sus oponentes argumentaran que era injusta para los canadienses.

El Tribunal Federal de Apelaciones ha decretado que el Copyright Board de Canadá no tenía derecho a imponer tasas a los reproductores digitales, como anunció que haría a partir de este año.

El organismo, responsable de gestionar lo relativo a los ingresos por copyright, pretendía establecen un cargo de entre 2 y 20 euros para cada nuevo dispositivo, en función del número de canciones que pudiera albergar.

Estas tasas, similares a las que se aplican a los discos vírgenes, están diseñadas para compensar a la industria discográfica por la música que se descarga de Internet.

Sin embargo, hubo oposición ante unas tasas que se consideraban injustas, al asumir implícitamente que todos los propietarios de iPods los usaban para transferir y escuchar música pirateada."El Copyright Board se equivocó al concluir que tenía la autoridad legal para certificar la tarifa", dice la sentencia.La asociación de comerciantes minoristas de Canadá, que presentó alegaciones esta semana, recibió con satisfacción la decisión. "Esta ha sido una batalla larga, pero necesaria," dijo su presidenta Diane Brisebois en un comunicado.

"Los comerciantes han luchado contra estas tasas desde su creación en 1997 porque gravan un producto basándose en lo que un usuario podría hacer con él.

"En Canadá se ha producido un intenso debate acerca de si los dispositivos digitales son simples reproductores de música o si la capturan como un dispositivo de grabación. La distinción es importante, porque los discos vírgenes están sujetos a un canon.
La industria musical defendía que los discos duros de los reproductores son similares a los CDs vírgenes.

La sentencia da la razón a los que se oponían a la tasa, argumentando que los reproductores son equivalentes a equipos de música o reproductores de CD portátiles, que no están sujetos a la misma.

Fuente: Libertad Digital

No hay comentarios:

El Tribunal Federal de Apelaciones de Canadá ha sentenciado que no se pueden imponer tasas a los reproductores digitales.

El Copyright Board de Canadá había anunciado en Diciembre que establecería un sobrecoste de entre 2 y 20 euros para los reproductores con disco duro en función de su capacidad. En Canadá existe un canon para los soportes de grabación (CD y DVD), y el intento de aplicarlo también a los reproductores se basaba en su consideración como "dispositivos de grabación".

La propuesta de canon para los reproductores digitales de música en Canadá ha sido rechazada después de que sus oponentes argumentaran que era injusta para los canadienses.

El Tribunal Federal de Apelaciones ha decretado que el Copyright Board de Canadá no tenía derecho a imponer tasas a los reproductores digitales, como anunció que haría a partir de este año.

El organismo, responsable de gestionar lo relativo a los ingresos por copyright, pretendía establecen un cargo de entre 2 y 20 euros para cada nuevo dispositivo, en función del número de canciones que pudiera albergar.

Estas tasas, similares a las que se aplican a los discos vírgenes, están diseñadas para compensar a la industria discográfica por la música que se descarga de Internet.

Sin embargo, hubo oposición ante unas tasas que se consideraban injustas, al asumir implícitamente que todos los propietarios de iPods los usaban para transferir y escuchar música pirateada."El Copyright Board se equivocó al concluir que tenía la autoridad legal para certificar la tarifa", dice la sentencia.La asociación de comerciantes minoristas de Canadá, que presentó alegaciones esta semana, recibió con satisfacción la decisión. "Esta ha sido una batalla larga, pero necesaria," dijo su presidenta Diane Brisebois en un comunicado.

"Los comerciantes han luchado contra estas tasas desde su creación en 1997 porque gravan un producto basándose en lo que un usuario podría hacer con él.

"En Canadá se ha producido un intenso debate acerca de si los dispositivos digitales son simples reproductores de música o si la capturan como un dispositivo de grabación. La distinción es importante, porque los discos vírgenes están sujetos a un canon.
La industria musical defendía que los discos duros de los reproductores son similares a los CDs vírgenes.

La sentencia da la razón a los que se oponían a la tasa, argumentando que los reproductores son equivalentes a equipos de música o reproductores de CD portátiles, que no están sujetos a la misma.

Fuente: Libertad Digital

Compartelo: | | | Agregar a Google | | |

0 comentarios