viernes, 18 de enero de 2008

La Sociedad de Autores factura 775 euros a los coros valencianos y luego lo rebaja a 77

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) exigió por error 775,11 euros a la Federación de Coros de la Comunitat Valenciana en concepto de derechos de autor por el repertorio del Día Valenciano de Coros, celebrado el pasado 23 de septiembre en el Teatro Chapí de Villena. El festival, en el que participaron cinco agrupaciones -una de ellas el coro juvenil de la propia federación-, era gratuito y en él se interpretaron 17 piezas, entre ellas el Al.leluia de Händel y canciones populares venezolanas o austríacas.

Ante la sorpresa manifestada por los responsables de la agrupación coral, que en certámenes similares celebrados con anterioridad habían abonado a la SGAE alrededor de 70-80 euros, el presidente de la Federación, Josep Cantó, así como el secretario de la asociación exigieron al delegado en Villena de la SGAE -quien realizó la primera estimación del coste y solicitó los datos fiscales de la federación para realizar la factura- que desglosara los conceptos por los que se aplicaba la tarifa de 775,11 euros, especificando asimismo las partituras del programa del concierto con derecho a libre interpretación, explica Josep Cantó.

No hubo aclaración, según explicaron desde la Federación de Coros, sino el reproche a los responsables de las corales valencianas por no haber presentado a la SGAE las "hojas del programa", con el repertorio que se iba a interpretar.

Este trámite es obligatorio, según explicaron ayer fuentes de la sociedad de autores, y debe cumplimentarse previamente a la celebración del acto puesto que de él depende que se autorice o no la interpretación de las piezas (algunos autores, por ejemplo, no quieren que sus obras se utilicen en actos políticos) y la cantidad a pagar en concepto de derechos de autor. No obstante, en muchas ocasiones no se cumple, como en el caso de la Federación de Coros.
Ellos argumentan que el programa era público y se conocía al menos 20 días antes de la celebración del festival.

Disconforme con la facturación, Josep Cantó se entrevistó con el delegado en Valencia de la sociedad de autores para pedirle explicaciones. El responsable de la SGAE reconoció el error, según explicó ayer de Cantó, y realizó una nueva factura, esta vez por 310,04 euros, tal y como puede verse en el documento que acompaña a esta información. No fue la última. Pese a que el presidente de los coros valencianos estaba dispuesto a zanjar la polémica en esa reunión, se negó a abonar la cantidad y decidió convocar la junta directiva de la federación.

El órgano de gobierno acordó insistir a la SGAE en sus exigencias: el listado de obras del concierto objeto de protección de derechos de autor, el desglose de las cantidades a ingresar y por qué, la legislación que regula la propiedad intelectual y cómo distribuye la SGAE los ingresos por derechos de autor.

La carta dirigida el 3 de diciembre por la Federación de Coros fue contestada el día 10 por la SGAE con otra rebaja de tarifa. Volvían a reconocer un error -que ayer la sociedad no explicó a LAS PROVINCIAS- y fijaban el nuevo importe en 77,51 euros.Pese a ello, los coros se niegan a abonar tal cantidad hasta que la SGAE explique en concepto de qué se aplica. Ayer desde la sociedad explicaron con la ausencia del delegado -de vacaciones- que aún no haya contestado la misiva, que la federación volvió a enviar el día 19.

SGAE prefiere hacer descuentos del 90% que dar explicaciones, ¿Por qué será?

Fuente: Asociación de Internautas

No hay comentarios:

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) exigió por error 775,11 euros a la Federación de Coros de la Comunitat Valenciana en concepto de derechos de autor por el repertorio del Día Valenciano de Coros, celebrado el pasado 23 de septiembre en el Teatro Chapí de Villena. El festival, en el que participaron cinco agrupaciones -una de ellas el coro juvenil de la propia federación-, era gratuito y en él se interpretaron 17 piezas, entre ellas el Al.leluia de Händel y canciones populares venezolanas o austríacas.

Ante la sorpresa manifestada por los responsables de la agrupación coral, que en certámenes similares celebrados con anterioridad habían abonado a la SGAE alrededor de 70-80 euros, el presidente de la Federación, Josep Cantó, así como el secretario de la asociación exigieron al delegado en Villena de la SGAE -quien realizó la primera estimación del coste y solicitó los datos fiscales de la federación para realizar la factura- que desglosara los conceptos por los que se aplicaba la tarifa de 775,11 euros, especificando asimismo las partituras del programa del concierto con derecho a libre interpretación, explica Josep Cantó.

No hubo aclaración, según explicaron desde la Federación de Coros, sino el reproche a los responsables de las corales valencianas por no haber presentado a la SGAE las "hojas del programa", con el repertorio que se iba a interpretar.

Este trámite es obligatorio, según explicaron ayer fuentes de la sociedad de autores, y debe cumplimentarse previamente a la celebración del acto puesto que de él depende que se autorice o no la interpretación de las piezas (algunos autores, por ejemplo, no quieren que sus obras se utilicen en actos políticos) y la cantidad a pagar en concepto de derechos de autor. No obstante, en muchas ocasiones no se cumple, como en el caso de la Federación de Coros.
Ellos argumentan que el programa era público y se conocía al menos 20 días antes de la celebración del festival.

Disconforme con la facturación, Josep Cantó se entrevistó con el delegado en Valencia de la sociedad de autores para pedirle explicaciones. El responsable de la SGAE reconoció el error, según explicó ayer de Cantó, y realizó una nueva factura, esta vez por 310,04 euros, tal y como puede verse en el documento que acompaña a esta información. No fue la última. Pese a que el presidente de los coros valencianos estaba dispuesto a zanjar la polémica en esa reunión, se negó a abonar la cantidad y decidió convocar la junta directiva de la federación.

El órgano de gobierno acordó insistir a la SGAE en sus exigencias: el listado de obras del concierto objeto de protección de derechos de autor, el desglose de las cantidades a ingresar y por qué, la legislación que regula la propiedad intelectual y cómo distribuye la SGAE los ingresos por derechos de autor.

La carta dirigida el 3 de diciembre por la Federación de Coros fue contestada el día 10 por la SGAE con otra rebaja de tarifa. Volvían a reconocer un error -que ayer la sociedad no explicó a LAS PROVINCIAS- y fijaban el nuevo importe en 77,51 euros.Pese a ello, los coros se niegan a abonar tal cantidad hasta que la SGAE explique en concepto de qué se aplica. Ayer desde la sociedad explicaron con la ausencia del delegado -de vacaciones- que aún no haya contestado la misiva, que la federación volvió a enviar el día 19.

SGAE prefiere hacer descuentos del 90% que dar explicaciones, ¿Por qué será?

Fuente: Asociación de Internautas

Compartelo: | | | Agregar a Google | | |

0 comentarios